Ground Cover Las cubiertas del futuro

Hasta hace poco, los jardineros solamente contaban con dos opciones para deshacerse de las malas hierbas alrededor de sus árboles y arbustos. La primera, limpiar con productos químicos y la segunda, arrodillarse y hacer el trabajo sucio por sí mismos. Hoy día existe una alternativa fácil y ecológica: mantas o cubiertas para el suelo.

Las mantas de jardinería previenen y eliminan el crecimiento de malezas alrededor de las plantas y arbustos durante años, ahorrando el tiempo y la energía en el deshierbe y rociado con herbicidas. Los cubiertas para suelos son productos sintéticos fabricados a partir de petróleo, no tejidos o unidos por hilatura que, cuando se depositan en el suelo alrededor de las plantaciones, proporcionan una barrera física contra las malas hierbas y las raíces de los árboles.

Por supuesto, la utilización de este tipo de barreras para la prevención de malezas no es algo nuevo. Sin embargo, la barrera estándar para prevención de malezas – anteriormente fabricada con mantillo plástico – impide que las raíces obtengan agua, oxígeno y los nutrientes esenciales. También suelen mantener las raíces demasiado húmedas, lo que conduce a un incremento de las enfermedades por podredumbre de las raíces. A diferencia del plástico, las nuevas cubiertas para suelos permiten que tanto el aire como el agua pasen a través, sin afectar la salud de las plantas. De hecho, investigaciones recientes han demostrado que plantas y arbustos protegidos con estas nuevas cubiertas a su alrededor crecen tan bien como los que no las utilizan y sin la misma competencia de malezas.

Al sembrar y trasplantar flores anuales, los jardineros tienden a hacer muchos agujeros, abriendo la tela a propiciando la invasión de malezas. La mayoría de las flores perennes no se expanden y se llenan correctamente cuando se cultivan con telas de paisaje. Además, no se espera que estas telas controlen todas las malas hierbas. Las cubiertas para suelos controlan las malezas anuales mejor que las perennes.

Cómo utilizar las cubiertas para suelos.

Antes de instalar los mantos o cubiertas, limpie primero el área de todas las malas hierbas existentes. Lo mejor es instalarlas después de la siembra para que puedan ajustar cuidadosamente la tela alrededor de la planta. Ancle las mantas tela con pasadores de metal con una superposición de por lo menos seis pulgadas entre piezas. Luego cubra con pajote si lo desea.

La mayoría de las marcas en el mercado hoy día cuentan con protección ultra-violeta y pueden durar más de cinco años. Por encima de ellos, en general, los acolchados inorgánicos son menos propensos a permitir las malezas y mantienen el suelo más seco que los acolchados orgánicos. El tamaño es también importante. Las partículas orgánicas e inorgánicas de gran tamaño, como las pepitas de corteza y el roca, mantienen el suelo más fresco que los mantillos de tamaño más pequeño, como el mármol machacado o la corteza triturada. Si la humedad del suelo y las temperaturas son una preocupación, elija el mantillo apropiado para su suelo.

Conseguir el mejor manto.

Hay muchas marcas de cubiertas para suelos disponibles. En los estudios recientes, las mejores marcas para suprimir el crecimiento de malezas fueron las que tenían los poros de tamaño más pequeño (espacios entre las fibras del manto). Cuanto menos luz, más pequeños deben ser los espacios entre poros y probablemente será menor el crecimiento de malezas con ese tejido.

Mantos del futuro.

Las últimas innovaciones en mantos agrícolas y cubiertas es la creación de una nueva generación de tejidos tratados que son aún más eficaces en el control de malas hierbas, independientemente de los tipos y la profundidad de la cobertura vegetal. El tipo de cubierta más prometedora es un manto no tejido e impregnado en cobre.

One thought on “Ground Cover Las cubiertas del futuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *