Plantando Ground Cover

Usa plantas perennes bajas de poco crecimiento y arbustos para cubrir las laderas y el suelo áspero o para reemplazar jardines de mantenimiento costoso. Escoge plantas que crezcan bien en tu suelo y clima.

Primero calcula el número de plantas que necesitas. Sepáralas para que la distancia entre ellas sea aproximada o igual a su ancho máximo. Si tardan mucho en crecer reduce un poco la distancia. Con el espacio adecuado, la mayoría de las llamadas ground cover (cobertura para la tierra) se extenderán y cubrirán toda la superficie entre ellas para la tercera temporada de cosecha. Para saber el ancho máximo de estas plantas chequea con jardineros experimentados o en libros de referencia. Aquí está el proceso para plantarlas correctamente.

anti maleza
Cumple tu objetivo con ground cover y aumenta el rendimiento de tu cultivo, protegiendolo de las hierbas indeseables.

Herramientas y materiales

  • Plantas o arbustos de ground cover.

  • Herramientas para remover hierbas como azadas, horcas, coberturas plásticas y herbicidas.

  • Corteza o algún otro mantillo orgánico.

  • Rastrillo de acero.

  • Palas o paletas, dependiendo del tamaño de la planta.

  • Agua y manguera.

Prepara la tierra. Elimina todas las hierbas y la grama del área antes de plantar. Para áreas más grandes usa herbicida de glifosato, podadora, solarización del suelo, o algún otro método para despejar el área de cualquier tipo de maleza. Coloca la cobertura de plástico transparente o clara sobre la tierra despejada y húmeda (para que los rayos del Sol puedan penetrar y calentar la tierra). Sella los bordes con más tierra y deja el plastico allí por 4 a 6 semanas.

Separa las plantas y cava hoyos. Para saber cuántas plantas necesitarás en varias distancias, usa la siguiente guía: 100 plantas separadas en 6 pulgadas cubren aproximadamente 20 pies cuadrados; separadas por 12 pulgadas, cubren 85 pies cuadrados; y separadas por 18 pulgadas, cubren 200 pies cuadrados. Arregla las plantas en filas en zigzag para que estén igualmente distanciadas las unas de las otras. Cava hoyos de profundidad igual y dos o tres veces más anchas que los cepellones.

Plantación. Riega las plantas concienzudamente unas pocas horas antes de plantarlas. Si las hierbas son fuertes, considera cubrir la tierra con tela impermeable. Trasplanta cada una desde su maceta sin jalar los vástagos. Desenreda las raíces gentilmente con los dedos. Colócalas en los hoyos de modo que crezcan en el mismo nivel de l tierra en el que crecían en las macetas. Separa las raíces y rellena nuevamente. Presiona la planta gentilmente en el lugar.

Regado y cobertura. Riega bien las plantas después de plantar para que la tierra se asiente. Esparce de 2 a 3 pulgadas de mantillo orgánico, como corteza triturada. Si vas a usar tela impermeable, cúbrela con 1 a 2 pulgadas. Mantén la corteza por lo menos 6 pulgadas alejadas de los vástagos de las plantas. Conserva la tierra parejamente húmeda hasta que las plantas recobren su crecimiento vigoroso, usualmente después de una o dos temporadas de crecimiento. Arranca las hierbas en cuanto crezcan y reemplaza el mantillo siempre que sea necesario.

cultivos de jardin
Un buen manejo de cultivo garantiza buenos resultados de producción.

Tips

Previene el crecimiento de hierbas poniendo una tela impermeable. Superpón los bordes unas pocas pulgadas y ánclala al suelo con alambres o clavijas de plástico adecuadas. Esta tela es mejor si se usa con arbustos, pero no con perennes con una tendencia progresiva. Para plantar, haz dos cortes cruzados en la tela con un cuchillo afilado, levanta las aletas, y planta a través de la apertura.

Acelera el crecimiento de las platas esparciendo fertilizante granulado o abono sobre la zona de plantación. Escoge un fertilizante formulado para tus plantas y sigue las direcciones adecuadamente.

protección anti malas hierbas
Acelera el crecimiento del cultivo previniéndolo de malas hierbas.

Cubiertas para Suelos.

En muchos lugares el mundo, el suelo rara vez permanece desnudo. Incluso si no importase que mis surcos estén cubiertos de polvo o barro (dependiendo del clima), apenas antes estaban cubiertos de diente de león y arbustos madreselvas. El mantenimiento constante requiere equipos y esfuerzos para llevar a cabo la limpieza.

Por definición, una cubierta para suelo no necesariamente proporciona una solución inmediata a todas las necesidades de cobertura. Técnicamente hablando, las cubiertas de tierra incluyen hierba de césped, grava, pajote y una amplia variedad de plantas. Cualquiera de estas soluciones es mejor que la maleza, pero satisfacen diferentes necesidades.

MALAHIERBA ground cover
Reduce el crecimiento de maleza con tela Ground cover MALAHIERBA.

Una cubierta para suelos ideal para un jardín debe tener por lo menos las siguientes características:

– Debe ser fácil de mantener y no requerir reemplazo o reposición frecuente
– Debe reducir o eliminar el crecimiento de malezas
– Debe mantener el suelo en su lugar, en todas las estaciones
– No debe obstaculizar el crecimiento de las plantas deseadas
– Debe verse bien


Al elegir una cubierta de suelo viva, considere también las siguientes características:


– Debe ser lo suficientemente resistente como para soportar los extremos climáticos
– Debe crecer lo suficientemente rápido como para cubrir donde se desee
– No debe “asumir el control” donde no se desea

tela ground cover MALAHIERBA.
Mas ahorro de mano de obra, menos costos en herbicidas, mas altos rendimientos y mejor productividad usando cover.

Sin importar cuán atractiva pareciera ser, ningún tipo de cubierta satisface todas las necesidades, Así que echemos un vistazo a las ventajas y desventajas de algunas soluciones.


Césped

No se ría. Puede ahorrarle muchos dolores de cabeza. Si elige un césped adecuado para su clima, encontrará que puede mantenerle fácilmente con herramientas que ya posee. Se propaga con facilidad y reduce el crecimiento de malezas.

Grava o pajote

Considere la posibilidad de unir estos dos componentes en una sola categoría, pues tienen varias similitudes. Por ejemplo, ambos requieren traslado y colocación y ambos hacen el mejor trabajo de reducir las malas hierbas cuando se instalan sobre un buen manto de jardinería. A diferencia de las cubiertas vivas, que requieren de nutrición y de tiempo para crecer, la grava o se ve muy bien y es funcional desde el día de su colocación.

Tanto la grava como el acolchado requieren un mantenimiento o reabastecimiento eventual, ya que se decoloran o penetran en el suelo. La grava suele ser más costosa que el mismo volumen de pajote y no se descompone por completo, por lo que debería restringirse su uso a aquellos lugares en los que se espera mantener la grava en el futuro previsible

cubiertas para suelos
Cubiertas para suelos que evitarán el crecimiento de las malas hierbas indefinidamente.

Sin embargo, ni la grava ni el acolchado o mantillo son cubiertas para suelos que evitarán el crecimiento de las malas hierbas indefinidamente, incluso combinado su uso con un revestimiento o manto. Tarde o temprano, el viento y la lluvia descargarán suficiente suciedad sobre el manto para darle a las semillas de maleza un lugar donde brotar.

Por otro lado, la maleza que crecen sobre mantillo es generalmente más fáciles de arrancar. En general, el uso combinado de grava y el mantillo son de mantenimiento extremadamente bajo, fáciles de instalar y en muy poco tiempo.

Conclusión.

No existen reglas rígidas y rápidas para tomar decisiones en cuanto a la cobertura de suelos. Simplemente no espere que todo lo que intentas resolver salga bien. Tómese su tiempo, pruebe las diferentes opciones, un poco cada vez, para ver qué funciona para usted. Evite los atajos y experimentos rápidos, sobre los que se arrepentirá más tarde. Por sobre todo, recuerde que usted quien finalmente debe quedar satisfecho con la manera en las cosas funcionen.

Un deseo: ¡La mejor de las suertes!

Ground Cover Las cubiertas del futuro

Hasta hace poco, los jardineros solamente contaban con dos opciones para deshacerse de las malas hierbas alrededor de sus árboles y arbustos. La primera, limpiar con productos químicos y la segunda, arrodillarse y hacer el trabajo sucio por sí mismos. Hoy día existe una alternativa fácil y ecológica: mantas o cubiertas para el suelo.

Cubre suelos de malas hierbas
Cubre suelos una alternativa rentable que te ayuda a combatir las malas hierbas de tu cultivo.

Las mantas de jardinería previenen y eliminan el crecimiento de malezas alrededor de las plantas y arbustos durante años, ahorrando el tiempo y la energía en el deshierbe y rociado con herbicidas. Los cubiertas para suelos son productos sintéticos fabricados a partir de petróleo, no tejidos o unidos por hilatura que, cuando se depositan en el suelo alrededor de las plantaciones, proporcionan una barrera física contra las malas hierbas y las raíces de los árboles.

Por supuesto, la utilización de este tipo de barreras para la prevención de malezas no es algo nuevo. Sin embargo, la barrera estándar para prevención de malezas – anteriormente fabricada con mantillo plástico – impide que las raíces obtengan agua, oxígeno y los nutrientes esenciales. También suelen mantener las raíces demasiado húmedas, lo que conduce a un incremento de las enfermedades por podredumbre de las raíces. A diferencia del plástico, las nuevas cubiertas para suelos permiten que tanto el aire como el agua pasen a través, sin afectar la salud de las plantas. De hecho, investigaciones recientes han demostrado que plantas y arbustos protegidos con estas nuevas cubiertas a su alrededor crecen tan bien como los que no las utilizan y sin la misma competencia de malezas.

Al sembrar y trasplantar flores anuales, los jardineros tienden a hacer muchos agujeros, abriendo la tela a propiciando la invasión de malezas. La mayoría de las flores perennes no se expanden y se llenan correctamente cuando se cultivan con telas de paisaje. Además, no se espera que estas telas controlen todas las malas hierbas. Las cubiertas para suelos controlan las malezas anuales mejor que las perennes.

Cómo utilizar las cubiertas para suelos.

manta cover
Manta cover protección de plantas anti malas hierbas, mas calidad en tu cultivo y mejores ganancias.

Antes de instalar los mantos o cubiertas, limpie primero el área de todas las malas hierbas existentes. Lo mejor es instalarlas después de la siembra para que puedan ajustar cuidadosamente la tela alrededor de la planta. Ancle las mantas tela con pasadores de metal con una superposición de por lo menos seis pulgadas entre piezas. Luego cubra con pajote si lo desea.

La mayoría de las marcas en el mercado hoy día cuentan con protección ultra-violeta y pueden durar más de cinco años. Por encima de ellos, en general, los acolchados inorgánicos son menos propensos a permitir las malezas y mantienen el suelo más seco que los acolchados orgánicos. El tamaño es también importante. Las partículas orgánicas e inorgánicas de gran tamaño, como las pepitas de corteza y el roca, mantienen el suelo más fresco que los mantillos de tamaño más pequeño, como el mármol machacado o la corteza triturada. Si la humedad del suelo y las temperaturas son una preocupación, elija el mantillo apropiado para su suelo.

Conseguir el mejor manto.

Hay muchas marcas de cubiertas para suelos disponibles. En los estudios recientes, las mejores marcas para suprimir el crecimiento de malezas fueron las que tenían los poros de tamaño más pequeño (espacios entre las fibras del manto). Cuanto menos luz, más pequeños deben ser los espacios entre poros y probablemente será menor el crecimiento de malezas con ese tejido.

cover anti mala hierba
Cultivos protegidos de anti maleza con cover en invernadero.

Mantos del futuro.

Las últimas innovaciones en mantos agrícolas y cubiertas es la creación de una nueva generación de tejidos tratados que son aún más eficaces en el control de malas hierbas, independientemente de los tipos y la profundidad de la cobertura vegetal. El tipo de cubierta más prometedora es un manto no tejido e impregnado en cobre.